4. Una pastoral del consuelo y la esperanza en tiempos de pandemia

El martes 1 de diciembre tuvo lugar la conferencia, con el título: «El impacto del Covid 19 en las comunidades cristianas. Una perspectiva desde la diócesis de Salamanca», a cargo del Vicario de Pastoral de esta ciudad, D. Policarpo Díaz Díaz, dentro del ciclo de LAS CONVERSACIONES DE SAN ESTEBAN.

 La conferencia fue un testimonio, a la vez que un relato cargado de teología, de cómo una diócesis concreta, en este caso la de Salamanca, vivió la primera ola de la pandemia. Es verdad, y con toda razón, que nuestras miradas han estado puestas en el personal sanitario que ha estado en primera línea en esta crisis, pero también en estos tiempos de gran dificultad han habido otros protagonistas que de una manera silenciosa han trabajado, ayudando a mitigar el dolor que esta trágica situación ha traído a la sociedad; es el caso del personal consagrado, sacerdotes, laicos y junto a ellos grandes iniciativas que han surgido para que la voz de esperanza no se apague. Policarpo (Poli como es conocido en la ciudad) empezó señalando que esta situación a todos nos encontró desprevenidos, nunca se pensó en el alcance tan dramático -y aún queda- que todo esto traería; cada afirmación que hacía la complementaba con un texto bíblico o una reflexión del magisterio (fue una conferencia con rigor académico que invitaba a la vez a la meditación). Luego fue describiendo algunas iniciativas que surgieron en la diócesis: pastoral de la salud y de las exequias (se creó, por ejemplo, expresamente un grupo de sacerdotes durante el confinamiento, cuya misión era la de acompañar religiosamente en los cementerios a las familias que tenían que dar ese último adiós en soledad); destacó, también, la pastoral de la comunicación con reflexiones diarias, fue la gran ventana de la diócesis para mantener la fe de los fieles; también, iniciativas diversas en las redes sociales; el fondo social creado para ayudar a familias en necesidad, iniciativas cristianas para orar en red, entre otras. El Vicario señaló al «pueblo de Dios» que en esta situación siguió manteniendo su fe, solidaridad y mucha creatividad. Está claro, acabó diciendo, que esta crisis nos hará «volver a lo esencial», descubriendo nuestra fragilidad para ponernos en la confianza absoluta de un Dios que ha estado muy presente en las manos e iniciativas de todos los que han colaborado por aliviar tanto dolor. Una bella reflexión de teología pastoral, con palabras de esperanza en tiempos de crisis y de incertidumbres.

 

San Esteban Comunicación

3. Los virus: compañeros de viajes de la humanidad

El martes 24 de noviembre tuvo lugar la tercera conferencia de LAS CONVERSACIONES DE SAN ESTEBAN, con el título: «Virus y pandemias. Historias de toda la vida», a cargo del profesor de biología de la Universidad de Salamanca, Félix Torres González.

La charla empezó mostrándonos datos históricos de las pandemias; la evolución de las mismas a través de los siglos. Una de las primeras ideas que el profesor Torres quiso transmitir a la audiencia que le seguía en streaming es que las enfermedades producidas por contagio viral han acompañado a la humanidad desde siempre (viruela, tuberculosis, poliomielitis, VIH o gripes cíclicas que van mutando, son algunas de las más conocidas); forman parte, tanto de nuestra historia lejana como reciente. Como señaló, las mismas han visto incrementada su transmisión social a través de acontecimientos concretos: aumento de intercambios comerciales, por tanto de bienes y personas, descubrimientos de nuevos territorios (América, por ejemplo); es decir, donde se produzcan nuevas interacciones sociales. que no se puedan controlar, potencialmente, se podrían dar contagios epidemiológicos.  Su charla, acompañada de una presentación visual, fue mostrando hechos y personajes históricos destacados que en su día se contagiaron, e inclusive perdieron la vida,  junto a cifras más generales que mostraban el impacto que las enfermedades de transmisión comunitaria han tenido. Y la pregunta que la audiencia se hacía, y que el profesor respondió: ¿Y el Covid 19? Insistió: «A lo mejor, después de los avances exitosos en el tratamiento del VIH, llegamos a pensar que estábamos libres de contagios, que todos se podían controlar y que la medicina haría frente a lo que viniese», y la realidad, como estamos presenciando, ha superado a los buenos propósitos. Sin embargo, fue optimista: la enfermedad se controlará, las vacunas ya están en fase de pruebas finales, pronto llegarán; agregó, «nunca la comunidad científica había estado tan unida y trabajando con tanta celeridad para dar una respuesta conjunta». Pero no olvidemos, como recordó, que una cosa es controlar una epidemia (como el resto de las descritas, tal cual ya se ha hecho) y otra es acabarla definitivamente, esto último ya es más improbable. Al parecer tendremos que aprender a convivir, pero sin peligros graves para la salud pública, con estos «huéspedes» que de vez en cuando visitan a la humanidad mostrándole su lado más frágil.
 
San Esteban Comunicación

2. El proceso de envejecer: una mirada integral

El martes 17 de noviembre tuvo lugar la segunda conferencia, dentro del ciclo, XLIX LAS CONVERSACIONES DE SAN ESTEBAN, a cargo de D. Miguel Ángel Millán Asín, director técnico de la Fundación San Camilo, con el título: «El debate sobre el cuidado de los mayores».

El tema, como todos los del ciclo, es de gran actualidad; como muy bien señaló el ponente: vivimos en sociedades donde la pirámide de población mayor es cada vez más grande, y demanda constantemente de más medios económicos y sanitarios que plantean un desafío al Estado Social, pero también, requieren, y ahí estuvo la novedad para muchos, de atención en la afectividad y espiritualidad de las personas mayores para que puedan vivir íntegramente esta etapa de la vida. La conferencia, muy clara y didáctica, fue mostrando la evolución que a nivel de política social se han ido implementado, destacando Ley Gerontológica y la Ley de Dependencia, entre otras, todas ellas intentado establecer medios reales para que este colectivo tenga el lugar que socialmente se merece. Las imágenes y noticias del Covid 19 y de cómo la primera ola de la pandemia afectó mayoritariamente a este colectivo, inclusive en sus mismas residencias, debe hacernos reflexionar como sociedad si las políticas sociales se han quedado escasas o no se han implementado del todo.

La visión que él nos propuso del envejecimiento como un proceso «holístico», integral, en sus cuatro fases: biológica, psicológica, social y espiritual, dentro de una mirada cristiana, propia de una Fundación con esta identidad, vuelve a recordarnos que el «cuidado de los mayores» no es sólo cuestión de mejores edificios o de espacios físicos perfectamente equipados, sino también de ver principalmente a los mayores en su propia subjetividad y dignidad, los cuales necesitan, también, de un acompañamiento afectivo y espiritual, «invirtiendo» tiempo en estar con ellos y escucharles, para que  puedan sobrellevar mejor la experiencia de soledad -y a veces de incomprensión- que conlleva, necesariamente, esta etapa de la vida.

SAN ESTEBAN COMUNICACIÓN

1. La pandemia: Una experiencia médica y humanista

Las Conversaciones de San Esteban han iniciado -esta vez en streaming- el martes 10 de noviembre, un nuevo ciclo de conferencias, marcadas por la trágica experiencia del Covid 19. Las reflexiones, abordadas desde distintos puntos de vista, girarán en torno a la vida y, por supuesto, en torno al misterio del dolor que todo esto nos ha traído.

La primera conferencia estuvo a cargo del Dr. Miguel Marcos Martín, profesor y responsable de la unidad de medicina interna del Hospital Clínico de Salamanca, con el título: «El impacto del Covid 19 en el sistema de salud». Su experiencia, en primera persona, fue toda una lección de entrega a la profesión sanitaria -él y todos sus compañeros, como insistió repetidas veces- y de análisis científico de cómo el virus fue poniendo a prueba el sistema sanitario. Una frase de él lo ilustra perfectamente, cuando se estaba en la parte más alta de la pandemia, en la llamada primera ola, nos dijo: «Nunca pensamos ver lo que vimos en el hospital»; la cruda realidad superó con creces todo lo que se podía imaginar. El sistema sanitario, ni el humano que lo conformaban, estaban preparados para asumir un reto de esta magnitud; por eso mencionó en la charla que les tocó vivir un auténtico «tsunami de angustias»: impotencia al no poder llegar a todo lo que hubiesen querido; ver cómo pacientes se quedaban solos, sin el cuidado de sus familiares, no pudiendo ni siquiera despedirse; se vio cómo ingresaban familias enteras que quedaban separadas… Afortunadamente, hubo un gran trabajo humano, en equipo, como insistió, que intentó poner todos los medios para intentar minimizar al máximo el impacto de esta tragedia humanitaria que «ha puesto de rodillas, también, al sistema económico», y a la sociedad en su conjunto.

Y ahora surge la pregunta religiosa, teológica: ¿dónde estaba Dios?, ¿por qué tanto sufrimiento? La primera respuesta que podríamos aventurar, después de escuchar este testimonio, es que Dios, a través de la humanidad y del buen hacer de tanta gente entregada, estuvo allí presente. Pero las Conversaciones intentarán, en las siguientes charlas, darnos algo más de luz sobre esta situación. Muchas gracias Dr. Miguel y a todo el personal sanitario allí donde hayáis tenido que dar lo mejor de sí.

Os invitamos a escuchar íntegramente su charla (Nota: El video publicado es el de un directo, streaming, sin editar, a partir del minuto 24 aprox. empieza su charla).

San Esteban Comunicación

(1/10)